La sexta ley espiritual del éxito: la ley del desapego

//La sexta ley espiritual del éxito: la ley del desapego

La sexta ley espiritual del éxito: la ley del desapego

Disfruta del viaje

La ley del desapego dice que, para obtener cualquier cosa en el plano físico, debemos renunciar a aferrarnos a ella. No renunciamos a las intenciones ni al deseo, sólo al resultado.

El aferramiento se basa en el miedo, en la inseguridad. Proviene de la pobreza de conciencia, nos aferramos a los símbolos, a lo que es conocido, al pasado. La riqueza de conciencia implica desapego y nos da libertad para crear. Hay muchos caminos distintos para llegar a un lugar, no sólo el que nosotros conocemos.

La ley del desapego implica dejar espacio para la incertidumbre. Continuamos enfocados en nuestras intenciones y nuestros deseos, pero dejamos abiertas todas las posibilidades. Así, cuando surja una oportunidad o una solución nueva, estaremos preparados para aprovecharla.

Personalmente, es la ley que más me cuesta de poner en práctica.

Dos ejemplos en los cuales respetamos la ley del desapego:

Vas a un restaurante y haces tu pedido de primero, segundo y postres. Después esperas tranquilamente en la mesa, hablando con tu acompañante, mientras te traen los platos por orden. En ningún caso te levantas de la mesa, vas a la cocina a curiosear si están elaborando tus platos o no, y si lo hacen bien. Confías que sí, que todo será correcto, ¿verdad?

Otro ejemplo: estás en el jardín y siembras semillas, después de quitar malas hierbas y abonar el terreno. Cuando la semilla está plantada, riegas un poco y después esperas. Ya has hecho todo lo necesario por tu parte y ahora la naturaleza hará su parte. La semilla tiene la inteligencia y la información necessaria. Las raíces van a crecer en dirección a la tierra y el tallo crecerá en dirección al sol. En ningún caso desenterramos la semilla para ver si las raíces van en la dirección adecuada y se forman bien. ¿Por qué no lo hacemos? Pues porque no hace falta. El universo es inteligente y ya tiene la información, no hace falta que te preocupes por eso. ¿De acuerdo?

Para poner en práctica esta ley, nos comprometeremos con los siguientes pasos:

  1. Implicación distanciada. No impondremos nuestra idea de cómo han de ser las cosas, ni forzaremos soluciones.
  2. Aceptaré la incertidumbre en mi vida. Cuanto más inciertas sean las cosas, la solución surgirá del desorden y del caos, espontáneamente.
  3. Entraremos en el campo de todas las posibilidades y abrazaremos la magia, la aventura y los misterios de la vida.

Te recomiendo estas esencias florales para transformar tu actitud y abrazar lo que es desconocido:

63 Karamu

25 Kowhai

First Light Flower Essences of New Zealand

Palabra clave: crecimiento.

Kowhai es muy útil para sentirnos empoderados en el proceso de dejar atrás lo que es familiar. Podemos utilizarla en las transiciones o en los cambios para abrazar nuevas situaciones o para hacia terreno inexplorado.

63 Karamu

84 Kawakawa

First Light Flower Essences of New Zealand

Palabra clave: fe

Kawakawa nos ayuda a movernos hacia adelante sin miedo, preparados para dar un salto con fe, entusiasmo, capaces de estar en el momento presente y listos para la próxima aventura.

En el próximo post te hablo de la ley del propósito en la vida, la séptima y última ley espiritual del éxito.

¿Quieres conseguir tus objetivos?

Subscríbete a mi blog y consigue acceso inmediato a una valiosa herramienta de mis clientes de coaching:

“¿Cómo crear abundancia en nuestro negocio con el principio de polaridad?”

By |2018-01-31T10:46:18+00:00enero 31st, 2018|Leyes espirituales|Comentarios desactivados en La sexta ley espiritual del éxito: la ley del desapego

MailChimp Signup Form