Primera ley espiritual del éxito: Ley de la potencialidad pura.

//Primera ley espiritual del éxito: Ley de la potencialidad pura.

Primera ley espiritual del éxito: Ley de la potencialidad pura.

Todo es posible

Somos, en nuestro estado esencial, conciencia pura. La conciencia pura es potencialidad pura: es el campo de todas las posibilidades y la creatividad infinita. Cuando nos damos cuenta de cuál es nuestra naturaleza esencial y sabemos quiénes somos realmente, en este conocimiento reside la habilidad de conseguir cualquier sueño porque somos la posibilidad eterna, el potencial inconmensurable de todo lo que era, es y será.

La fuente de toda la creación es conciencia pura, potencialidad pura que busca su expresión.

Cuando nos damos cuenta que nuestro ser auténtico es potencialidad pura nos estamos alineando con el poder que manifesta todo en la naturaleza.

Todo lo que existe va comenzó con una idea.

Si hoy diriges tu propia empresa has tenido que pasar de tu idea inicial (que quizá muchos te decían que era irrealizable porque con mucha competencia y en plena crisis no lo conseguirías). Buscaste los recursos materiales, financieros y personales para empezar la empresa y hacerla crecer poco a poco.

Si ahora tienes un título universitario de arquitectura, ingeniería o economía es porque hace años pensaste que sería una buena idea estudiar una carrera, te matriculaste en la universidad, superaste las asignaturas y finalmente conseguiste tu licenciatura o tu grado universitario.

Es decir, pasamos del mundo de las ideas al mundo real. Pero todo comienza en el mundo de las ideas (inmaterial) y después hacemos los pasos necesarios para convertirlas en realidad en el mundo físico (material).

Nuestra única limitación son las propias leyes naturales. Y nosotros mismos somos a menudo nuestra propia limitación, al no permitirnos soñar fuera de nuestro espacio conocido. Acostubrémonos a escuchar los deseos de nuestro corazón, la sabiduría de nuestro corazón, dejemos que marque nuestra dirección en la vida.

¿Cómo ponemos en práctica esta ley? De estas tres maneras:

  1. Estar en silencio cada día. Meditemos en soledad y en silencio, media hora por la mañana y media hora por la noche. Comenzar el día con una meditación es la mejor inversión de tu tiempo. Fortalece la mente y el ser, es un bálsamo para el sistema nervioso y tienes mucha más energía todo el día. También tienes más calma interior, no reaccionas tanto a los estímulos exteriores. ¡Todo beneficios!El silencio interior fomenta la claridad mental y nos enseña a estar en paz. Construyamos poco a poco este espacio de silencio y el nuestro día será mucho más productivo.
  2. Apreciar la belleza de la naturaleza, un momento cada día. Si trabajamos en un despacho, podemos aprovechar los momentos de descanso para pasear por un parque próximo y observar los árboles y las flores, o simplemente mirar las formas de las nubes desde la ventana. Si estamos en casa, podemos apreciar la puesta de sol. Los fines de semana podemos practicar algún deporte que implique el contacto con la naturaleza.
  3. No hacer juicios. Empecemos el día proponiéndonos no juzgar nada de lo que pase. Estamos tan acostumbrados a calificar las cosas, las situaciones y a las personas que ni siquiera nos damos cuenta de que lo hacemos. Observemos cuando y en qué circunstancias emitimos juicios para poder corregirlo. Y no nos juzguemos tampoco a nosotros mismos. No hacer juicios acalla la mente.

Y, si nos puesta poner en práctica la sabiduría de esta ley, las esencias florales están aquí para ayudarnos.

Entre las esencias florales australianas Bush he escogido éstas:

Waratah (Telopea speciosissima)

waratah
Esta flor nos da fortaleza y coraje cuando estamos en una crisis y no sabemos cómo responder, y activa habilidades de supervivencia. Para la “noche oscura del alma”. Es un remedio muy poderoso para las emergencias y los grandes desafíos. Nos da coraje, tenacidad, adaptabilidad y fe.

 

Sunshine Wattle (Acacia terminalis)

sunshine_wattle

Si has escogido esta flor, ves los vasos medio vacíos, eres pesimista. Quizá has tenido dificultades en el pasado y te has quedado encallado, anticipas resultados negativos. Ves la vida llena de impedimentos. Esta esencia te aporta positividad, ves la belleza y la alegría de la vida y anticipas el futuro con optimismo. Estás abierto a nuevas posibilidades.

 

Red Grevillea (Grevillea speciosa)

red_grevillea
Esencia útil cuando nos sentimos estancados. Sabemos lo que queremos pero no cómo llegar ahí, y dependemos demasiado de los demás y nos afectan sus críticas. La esencia nos aporta independencia, coraje, valentía e indiferencia sobre los juicios de otras personas.

 

En el siguiente post, hablaré sobre la segunda ley espiritual del éxito, la ley de la donación.

¿Quieres conseguir tus objetivos?

Subscríbete a mi blog y consigue acceso inmediato a una valiosa herramienta de mis clientes de coaching:

“¿Cómo crear abundancia en nuestro negocio con el principio de polaridad?”

By |2017-04-19T08:56:04+00:00marzo 3rd, 2017|Leyes espirituales|Comentarios desactivados en Primera ley espiritual del éxito: Ley de la potencialidad pura.

MailChimp Signup Form