La tercera ley espiritual del éxito: la ley de causa y efecto

//La tercera ley espiritual del éxito: la ley de causa y efecto

La tercera ley espiritual del éxito: la ley de causa y efecto

No hay nada que sea casualidad. 

Toda causa tiene su efecto; cada efecto tiene su causa; todo pasa de acuerdo con la ley; la casualidad no es más que un nombre para la Ley no reconocida; hay muchos niveles de causalidad, pero nada escapa a la Ley – El Kybalion

Normalmente vemos los efectos de causas que están en el pasado. Si algo te parece que pasa por casualidad, esto significa que no has podido reconocer la causa.

Esta ley dice que cada acción genera una energía que retorna hacia nosotros de una forma similar. Escoger acciones que traigan felicidad y éxito a los demás nos asegura el flujo de la felicidad y el éxito.

Para aplicar esta ley, Deepak Chopra nos recomienda lo siguiente:

  1. Debemos observar nuestras elecciones antes de hacerlas y preguntarnos si tendrán consecuencias de felicidad para nosotros y para otras personas.
  2. Si la respuesta es afirmativa, hacer esta elección, y si es negativa, no hacerla. Estar atentos a las sensaciones de bienestar en el nuestro cuerpo y, sobre todo, en el nuestro corazón.

Así nos convertimos en creadores conscientes de realidades, plantando buenas semillas para el futuro, porque estamos prestando atención a los efectos de nuestras acciones y de nuestras elecciones.

¿Te cuesta conectar con la sabiduría de esta ley? Estas esencias de Australia pueden ayudarte:

Southern Cross (Xanthosia rotundifolia)

Imagen cortesía de Australian Bush Flower Essences

Abandonemos el mal hábito de quejarnos por todo.

Tomemos la responsabilidad de todo lo que está en nuestra vida ahora, nosotros lo hemos creado, seamos conscientes de cómo lo hemos hecho o no.

Southern Cross nos hace sentir nuestro propio poder personal, nos sentimos personas más positivas y empoderadas.

Isopogon (Isopogon anethifolius)

Imagen cortesía de Australian Bush Flower Essences

Para aprender de las experiencias pasadas y no caer en los mismos errores una y otra vez.

El próximo post tratará de la cuarta ley espiritual del éxito, la ley del mínimo esfuerzo.

¡Espero tus comentarios!

¿Quieres conseguir tus objetivos?

Subscríbete a mi blog y consigue acceso inmediato a una valiosa herramienta de mis clientes de coaching:

“¿Cómo crear abundancia en nuestro negocio con el principio de polaridad?”

By |2017-09-05T12:42:05+00:00septiembre 5th, 2017|Leyes espirituales|Comentarios desactivados en La tercera ley espiritual del éxito: la ley de causa y efecto

MailChimp Signup Form